¿PROTOCOLO SI O PROTOCOLO NO?

Que necesitas saber si crees que un Protocolo es tu solución

Hola amigos, hoy os traigo mi opinión personal sobre lo que es para mi un protocolo, en que tipos de empresa funciona y en cuales no. 

En definición un Protocolo de una Empresa Familiar es un pacto conjunto que pretende regular las relaciones entre los familiares, el negocio y la propiedad.

Parece una muy buena solución para poder poner “parches” a los conflictos pasados, presentes y futuros que ocurren en esta tipología de empresa.

Esta herramienta es muy útil cuando la empresa tiene un volumen considerable y está o va a estar en el proceso de una sucesión. Ya no solo por tener el protocolo acabado y firmado, si no, que para poder crear y hacer funcionar este documento, la familia ha tenido que trabajar codo con codo y ponerse de acuerdo en muchos aspectos. Lo importante no es el documento final, si no el proceso de su creación, por lo menos así es como lo enfoco en mi metodología.

En mi trayectoria me trabajado con empresas de diversos tamaños por eso mis productos se adaptan en función de lo que creo solucionará sus demandas.

Por eso cuando te presentas delante de una asociación de empresas de una pequeña ciudad y le explicas que es, como funciona y como se crea un PROTOCOLO, sientes por sus miradas que eso no es para ellos. Y en parte tienen razón, el proceso de construcción del protocolo tiene varias fases, pero está muy condicionado por el tamaño del negocio. No digo que este producto no pueda hacerse para pequeñas PYMES, pero un proceso completo, y en empresas que aún están en primera generación y que tienen un volumen relativamente pequeño es excesivo y en mi opinión muy poco productivo. ¿Por qué matar moscas a cañonazos?

Para este tipo de empresas, sobre todo empresas de primera generación que ya están sufriendo los conflictos naturales que preceden a una sucesión o una jubilación, les ayudo con un pequeño proceso llamado Plan Estratégico Familiar en el que:

  • Mejoran la comunicación
  • Crean algunas reglas básicas
  • Reparten los roles presentes y futuros
  • Deciden qué hacer con los recursos de la empresa

Con solo estos pequeños ajustes, son capaces de avanzar y de hacer prosperar el negocio y asegurar las bases para suceder la empresa en las mejores condiciones a la siguiente generación, sin necesidad de tener un caro e ilegible protocolo guardado en un cajón.

¿Tienes alguna pregunta? Puedes escribirme a info@eladiogil.com y te ayudaré encantado!